INICIO » Reportajes » Alimentación en la primera etapa de la vida fortalece el desarrollo
Jueves, 13 jul 2017

Alimentación en la primera etapa de la vida fortalece el desarrollo


Alimentación Infantil¿Sabes cuáles son las necesidades de tus hijas e hijos en sus primeros años de vida? Por ejemplo, en la infancia las niñas y los niños crecen en un tiempo corto y para ello se debe tener una práctica correcta o adecuada del suministro de los alimentos, para poder cubrir sus verdaderas necesidades.

De acuerdo al tomo de la colección Pasito a Pasito “Alimentación Complementaria”, realizado por el INN, “en este lapso de tiempo, se dan una serie de cambios de tipo fisiológico, psicomotor y social que requieren una atención integral de calidad, teniendo en cuenta las características particulares, el ritmo del crecimiento y desarrollo evolutivo de cada niña y niño”.

Debido a esto, es importante tomar especial cuidado en relación al proceso de aprendizaje de los hábitos alimentarios en los primeros años de edad, ya que facilita un estado nutricional saludable para los infantes, que conlleva la consolidación y adquisición de prácticas óptimas para la edad adulta.

En consecuencia, el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación (Minppal), a través del Instituto Nacional de Nutrición (INN), en el marco del Día de las Niñas y los Niños, a celebrarse el próximo domingo, ofrece orientaciones a madres, padres, familias y a la comunidad en general, para que tomen en cuenta la alimentación 4S: Sana, Sabrosa, Segura y Soberana, desde el inicio de la vida.

Alimentación inicial

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su nota descriptiva sobre la “Alimentación del lactante y del niño pequeño” (2016), “la alimentación del lactante y del niño pequeño es fundamental para mejorar la supervivencia infantil y fomentar un crecimiento y desarrollo saludable. Los primeros dos años de la vida del niño son especialmente importantes, puesto que la nutrición óptima durante este periodo reduce la morbilidad y la mortalidad, así como el riesgo de enfermedades crónicas, y mejora el desarrollo general”.

“Si todos los niños de 0 a 23 meses estuvieran amamantados de forma óptima, cada año se les podría salvar la vida a más de 800.000 niños de menos de 5 años. La lactancia materna mejora el coeficiente intelectual y la asistencia a la escuela, además de asociarse a mayores ingresos en la vida adulta”, explica la OMS.

También, gracias a la lactancia materna se mejora el desarrollo infantil y la reducción de los costos sanitarios, que genera beneficios económicos para las familias.

Es así como la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), recomiendan el inicio inmediato y exclusivo de la lactancia materna, desde las primeras horas hasta los primeros seis meses de vida y la introducción de alimentos complementarios adecuados para su nutrición a partir de los seis meses, junto a la lactancia materna.

Alimentación complementaria

Si bien es cierto que un infante puede lactar hasta los 2 años de edad, debido a que más que un alimento este acto se considera como la conexión entre la madre y su hija o hijo; también a partir de esa edad se desarrollan habilidades en los pequeños, gracias a la disminución de la grasa corporal, el incremento de la masa muscular y el aumento de la densidad ósea; además, aprenden a conocer y seleccionar los alimentos y se da el proceso de maduración de las funciones digestivas.

Es así, como durante la alimentación complementaria se puede aprovechar la ocasión para el aprendizaje adecuado de las niñas y niños, a través de los diferentes sabores, colores, texturas y aromas de los alimentos, es decir, con la exploración de las propiedades organolépticas de los mismos.

Sin duda, “la energía se necesita fundamentalmente para mantener las células en su continua renovación de todos los tejidos del cuerpo y para garantizar la actividad física diaria (…) es suministrada al organismo por los alimentos que se ingieren”, como se detalla en la colección de libros Nutriendo conciencias en las escuelas para el Buen Vivir del INN, en específico en su tomo denominado “Alimentación en el Nivel de Educación Primaria”.

El INN recomienda

Para nuestras niñas y niños, es de suma importancia potenciar la variedad y la identidad gastronómica de cada región, desde el seno de la familia y sus espacios escolares e incorporar alimentos locales y de temporada.

Al igual que, junto a la comunidad, se debe fomentar la identificación, el descubrimiento y la aceptación progresiva de los diferentes alimentos y platos, lo cual educa a los niños en el placer de comer con moderación y en familia.

Para esto es imprescindible “la conciencia, la revolución cultural y el cambio de los patrones de consumo”, como lo señaló Marilyn Di Luca, directora ejecutiva del INN, en su última entrevista en el espacio televisivo La hora de los CLAP, realizada por Freddy Bernal, secretario general de los CLAP y moderador de programa, donde destacó que “se seguirá en la lucha por una mejor educación a través de la labor del Programa de Alimentación Escolar (PAE), como herramienta fundamental para la alimentación y nutrición de los niños, niñas y adolescentes en los planteles educativos”.

El Gobierno Bolivariano, mediante la Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS), promueve la toma de decisiones para la elección de una alimentación oportuna y adecuada desde los primeros años de vida, a partir de la promoción de alimentos propios en el marco de la nueva Cultura Alimentaria y Nutricional, para nuestras niñas y niños que serán el futuro de la Patria.

Redacción: Amcory De Abreu.

Publicado por en Reportajes 131

Etiquetas

  • Videos

    #AgarraDatoComeSano

    Tema musical de la campaña Agarra Dato Come Sano del Instituto Nacional de Nutrición. Este video se estrenará desde la Plaza Bolívar de Caracas durante el concierto de la Ruta ADCS.

    Paraguas

    Sofia

    Sardinas

    Desde el campo a tu mesa

  • Enlaces de Interés